los-elementos-mas-influyentes-en-el-precio-de-una-vivienda

Los elementos que más influyen en el precio de una vivienda

Como todos muy bien sabemos, no todas las viviendas tienen el mismo precio.  De hecho, el precio de una vivienda puede sufrir grandes variaciones en comparación con otras en algunos casos. 

¿A qué se debe esto? ¿Qué factores son los que más influyen en el precio de una vivienda? Tener en cuenta estos aspectos te resultará de gran ayuda si estás buscando una nueva casa o un nuevo piso. 

Analizar los elementos que más encarecen el precio de una vivienda nos ayudará a valorar de qué alternativas podemos prescindir para ajustar el precio a nuestro presupuesto y a nuestras preferencias. 

Y no sólo eso, de esta forma te asegurarás de que no te están vendiendo gato por liebre y estarás seguro de que el precio de la vivienda que estás valorando es justo. 

¡Te lo contamos todo!

La ubicación, clave para el precio de una vivienda

La ubicación del inmueble es el primer elemento clave que ejercerá un mayor poder sobre el precio de la vivienda. 

Dentro de la ubicación entran en juego varios factores. 

Los precios de la vivienda varían mucho dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que queramos vivir, y dentro de cada Comunidad Autónoma también encontraremos grandes diferencias en el precio dependiendo de la ciudad en la que nos encontremos. 

Las Comunidades Autónomas en las que más elevado es el precio de la vivienda son: Madrid, Cataluña y el País Vasco. 

Dentro de la ubicación de la vivienda, también notaremos variaciones en cuanto a la zona urbanística que vayamos a elegir para vivir. El precio será mucho más elevado si elegimos una vivienda en el centro de la ciudad en comparación con una vivienda ubicada en las afueras de la misma. 

Elegir una vivienda ubicada en una zona rural puede ser una opción perfecta no solo para disfrutar de todo este entorno, sino también, por la notable diferencia de precio que suele existir. 

El tamaño

Otro de los elementos clave a la hora de determinar el precio de una vivienda es, como seguro que ya te imaginabas, su tamaño. 

Cuanto más grande sea la vivienda, por norma general, más cara será. ¡El metro cuadrado se paga a precio de oro! Seguro que has escuchado esta frase en alguna que otra ocasión, y no le falta razón. 

Por normal general, el tamaño de vivienda más demandado oscila entre los 50 y los 200 metros cuadrados.

La altura es clave en el precio de una vivienda

Sí, tal cual lo escuchas, no sólo se tiene en cuenta el tamaño medido en metros cuadrados a la hora de definir el precio de un inmueble, sino que, además, la altura de esta será otro de los grandes determinantes. 

A mayor altura, mayor será el precio cuando hablamos de la construcción de una vivienda. 

Y en el caso de querer comprarnos un piso, la altura también se paga. Los pisos en plantas más elevadas suelen tener un precio más alto debido a que se caracterizan por ser viviendas con una mayor luminosidad y una menor contaminación acústica. 

En el caso de tratarse de un piso elevado, pero sin ascensor, esta norma se rompe y el precio sería inferior por razones obvias.

En el entorno rural, la estructura habitual de vivienda suele ser una casa, y sí, en estos casos, como es obvio, la altura también es un factor altamente influyente. El precio de una casa de 2 plantas será, por norma general, superior al de una con una única planta.

Las instalaciones también influirán en el precio de la vivienda

Dependiendo de las instalaciones con las que cuente la vivienda, el precio será uno y otro. 

Disfrutar de unas instalaciones cuidadas y completas tiene un coste, y eso lo veremos reflejado en el momento de comprar una vivienda. 

Si estás valorando la opción de comprarte una vivienda con grandes instalaciones como piscina, zona común exterior, pista de tenis o padel, etc. Recuerda que no sólo pagarás un coste más elevado en el momento de la adquisición sino que también tendrás que hacer frente a un mayor número de gastos de forma recurrente para su mantenimiento. 

Si tienes la suerte de contar con una vivienda en el rural que cuenta con instalaciones propias e individuales, dado que se trata de tu propia finca, tendrás que hacer un desembolso inicial por esta, pero a la larga podrás ahorrarte dinero en cuotas. 

La orientación de la vivienda

Por norma general, aquellas viviendas que se encuentren orientadas hacia el sur, tienden a tener un precio de adquisición más elevado. 

Una orientación hacia el sur nos aportará una mayor luminosidad en nuestra vivienda, lo que implicará una menor necesidad de consumo energético y por lo tanto, serán viviendas más caras en el momento de adquisición. 

No sólo por el hecho de contar con una mejor luz natural, sino que también, hará que sean viviendas por lo general más cálidas y con menos humedad. 

Aunque existen muchos otros, estos son los 5 factores más influyentes en el precio de una vivienda. 

¿Cuál es el aspecto más importante para ti a la hora de elegir una vivienda? ¡Te leemos en comentarios!

En AsiRural nos encargamos de ayudarte a buscar una vivienda adaptada a tus preferencias y a tu presupuesto. Buscaremos la mejor opción para ti para que puedas disfrutar de la tranquilidad y comodidad que nos ofrece nuestro hogar. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Estamos aquí para ayudarte