fondos-propios-negativos-a-que-se-debe

Fondos propios negativos: ¿a qué se debe y cómo solucionarlo?

 

Contar con unos Fondos Propios negativos es una situación que, sin duda, nos asusta a todos los que gestionamos o estamos al cargo de una empresa, pero es algo que puede llegar a pasar, y más en estas épocas tan complicadas para todos. 

 

Los Fondos Propios son una parte clave en la contabilidad de una empresa, estos pueden ser negativos por varias razones pero lo que más nos importa es… ¿Cómo podemos solucionarlo? 

 

Si quieres saberlo todo sobre los Fondos Propios y necesitas consejos para mejorar la situación contable de tu empresa, quédate a leer este artículo. ¡Te lo contamos todo!

Definición de Fondos Propios

Los Fondos Propios de una empresa son una parte del capital cuya procedencia está en las aportaciones realizadas por parte de los socios de esta o bien, por los beneficios obtenidos en el desarrollo de la actividad

Podemos decir que los Fondos Propios pueden constituirse a través de tres vías alternativas:

  • Las aportaciones iniciales de los propios socios o fundadores de la compañía. 
  • Reservas procedentes de beneficios de ejercicios pasados. 
  • Por la ampliación de capital de la empresa.

Quizás hayas escuchado hablar de los Fondos Propios refiriéndose a estos por el término de Patrimonio Neto, antiguamente estos conceptos eran lo mismo, pero lo cierto es que actualmente utilizarlos como sinónimos sería un error. Actualmente, los Fondos Propios se han establecido como nuevas partidas en el Patrimonio Neto. 

 

Podemos encontrar los Fondos Propios representados en el Balance Contable de una empresa, curiosamente en el lado del Pasivo a pesar de que estos representan, por decirlo de algún modo, la solvencia de la empresa. 


Gracias a los Fondos Propios podemos hacernos una idea de los recursos con los que cuenta esa empresa, cuanto más elevada sea esta partida, mayor será su capacidad.

Sesión asesoría gratuita

Escuchamos tus necesidades sin compromiso.

¿Qué significa tener unos Fondos Propios negativos?

Si nuestros Fondos Propios son negativos, podemos decir que estamos ante una situación patrimonial delicada, ya que esto implica que el patrimonio neto de la empresa es inferior a la mitad del capital social. 

 

Dicho de forma sencilla, si una empresa cuenta con unos Fondos Propios negativos, esto quiere decir que la empresa no tiene la suficiente capacidad de financiación y no puede hacer frente a las deudas que tiene contraídas con terceros. 

 

La normativa considera que una compañía con Fondos Propios negativos está ante una situación de riesgo de impago de deudas a terceros y por lo tanto, nos vemos en la obligación de buscar una solución a esto. 

¿Cómo solucionar una situación de Fondos Propios negativos?

Tener unos Fondos Propios negativos va en contra de la normativa, ya que, como os hemos contado en el apartado anterior es considerado como una situación de riesgo, por lo que si no se busca una solución, la normativa obliga a disolver la empresa. 

 

Pero tranquilos, que no cunda el pánico, hay otras opciones antes de tomar esta drástica solución para poder reequilibrar nuestro escenario patrimonial y dejar así de tener unos Fondos Propios negativos: 

Estrategia Empresarial

Hacemos crecer a tu empresa

1. Realizar una ampliación de capital

Como su propio nombre indica, una ampliación de capital implica la aportación de capitales que ayuden a la empresa a volver a salir a flote y retomar su actividad habitual. 

 

Se trata de una inversión directa que corre por parte de los socios de la empresa y que tiene que ser lo suficientemente elevada como para poder garantizar la sostenibilidad de esta en el próximo ejercicio contable. 


Hay que tener en cuenta que dentro de esta opción también se puede valorar la alternativa de crear acciones o participaciones sociales con prima, lo que permitiría a la empresa incrementar su patrimonio neto.

2. Que los socios realicen aportaciones

La otra opción es que los socios de la empresa realicen las aportaciones necesarias para poder eliminar las pérdidas acumuladas de la sociedad. 

 

Las aportaciones también correrán por parte de los socios. Estos tendrán que aportar al capital social de la empresa con el objetivo de aumentar así los fondos de esta. 

 

Las aportaciones pueden ser dinerarias, no dinerarias (terrenos, inmuebles, etc.), aportaciones de créditos o bien, aportaciones con cargos a beneficios o reservas

 

Somos conscientes de lo complejo que resulta gestionar un negocio o una empresa, en AsiRural trabajamos para poder ayudarte a que tus Fondos Propios nunca sean negativos. 

 

Además, si ya estás ante una situación complicada y no sabes cómo salir de esta, también te ofreceremos el asesoramiento que necesitas. Puedes solicitarnos toda la información que necesites, ¡estaremos encantados de poder ayudarte!

 

Y ahora… Abrimos debate en comentarios: ¿qué opción te parece la mejor a la hora de solucionar una situación de Fondos Propios negativos? 


Si tienes alguna duda o pregunta, también puedes dejarla en comenta

Sesión asesoría gratuita

Escuchamos tus necesidades sin compromiso.

¿Buscas Tranquilidad y Comodidad?

Por un Rural Vivo y Tecnológico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Estamos aquí para ayudarte