como-entender-un-contrato-laboral-a-la-perfeccion

Cómo entender un contrato laboral a la perfección

Ponernos a revisar nuestro contrato laboral y empezar a tener varias dudas sobre el contenido de este es algo mucho más común de lo que te imaginas. 

Entender todas las condiciones expuestas en un contrato laboral es vital no solo para poder conocer todas las condiciones que tendremos que asumir una vez lo firmemos, sino también para nuestro futuro, ya que de este papel dependerá nuestra cotización, entre otras muchas cosas. 

Si quieres dejar atrás todas tus dudas y conocer todos los pasos necesarios para entender tu contrato laboral a la perfección, ¡no te pierdas este artículo!

Definición y reglas básicas de un contrato laboral

Un contrato laboral es el documento a través del cual se formaliza un acuerdo entre un empresario y un trabajador. Con este, el trabajador se compromete a prestar determinados servicios a cambio de una retribución determinada, es decir, a cambio de un salario. 

Hay que tener en cuenta que un contrato siempre debe firmarse de mutuo acuerdo, ambas partes deberán revisarlo y estar conformes antes de formalizarlo.

Además, este documento no puede estar redactado de cualquier forma, sino que siempre debe seguir una plantilla específica en la que figuren todas las condiciones de forma clara. 

Una vez firmado el contrato, el trabajador siempre deberá tener una copia del mismo bajo su dominio. 

Los diferentes tipos de contratos laborales

Algo que siempre debemos tener en cuenta es que no todos los contratos son iguales, existen diferentes tipos de contratos laborales que necesitamos conocer y saber diferenciar:

1. El contrato de trabajo indefinido

Este suele ser el favorito y el que más nos gusta a todos por excelencia. 

Un contrato indefinido es aquel en el que no se establece una fecha fija hasta la que estaremos desarrollando la actividad laboral en la empresa en la que nos han contratado, este no tiene una duración determinada. Normalmente, son contratos pensados para estar contratado a largo plazo. 

Este tipo de contrato puede ser a jornada completa, a tiempo parcial o para la prestación de servicios fijos discontinuos. 

2. El contrato de trabajo temporal

Este tipo de contrato se caracteriza por contar con un periodo de tiempo determinado para la realización de una actividad en concreto. 

En este caso siempre se estipulará la duración determinada del contrato, es decir, el empresario y el trabajador establecen una relación temporal laboral hasta una fecha determinada.

3. Contrato para la formación y aprendizaje

Para que un contrato para la formación y el aprendizaje sea efectivo el SEPE deberá autorizar el inicio de dicha actividad formativa. 

El objetivo principal de este contrato es la cualificación profesional de un trabajador. Durante la duración de este, el trabajador irá alternando la actividad laboral retribuida con una actividad formativa recibida en el marco del sistema de formación profesional para el empleo o del sistema educativo. 

Este contrato podrá prorrogarse hasta dos veces con una duración mínima de 6 meses cada prórroga. 

La duración mínima del contrato será de un año y la máxima de tres años, si bien mediante convenio colectivo podrá establecerse distintas duraciones del contrato, sin que la duración mínima pueda ser inferior a seis meses ni máxima de tres años.

Sepe

4. Contrato en prácticas

Este tipo de contrato tiene como objetivo que el trabajador adquiera los conocimientos y las capacidades profesionales necesarias una vez acabados sus estudios. 

Será necesario que el trabajador cuente con un título universitario, un título de formación profesional o un certificado de profesionalidad. 

La duración máxima de este tipo de contratos es de 2 años. 

Las partes clave para entender un contrato laboral

Ahora que ya os hemos hablado un poco sobre los diferentes tipos de contratos estamos lista para dar el siguiente paso y empezar a analizar todos los apartados que figurarán en este documento: 

1. Para saber el tipo de contrato

Lo primero en lo que debemos fijarnos cuando vamos a leer un contrato laboral es el tipo de contrato que estamos a punto de firmar, esto lo encontraremos en la cabecera del documento: 

cabecera-contrato-laboral

2. Los datos de la empresa

El siguiente apartado con el que nos vamos a encontrar y que necesitamos revisar es el de los datos de la empresa contratante. 

En este apartado encontraremos el CIF/NIF/DNI, con el que se identifica la empresa o el responsable de la misma.  En caso de aparecer una persona de responsabilidad de la empresa en el apartado “concepto”  figurará el puesto que ocupa dentro de dicha empresa. 

Otros datos que encontraremos en este apartado serán: el nombre o razón social de la empresa, el domicilio fiscal, el país, municipio o código postal en el que está registrada. 

3. Datos de la cuenta de cotización

Empezamos con los conceptos un poco más raritos… 

Aquí encontraremos el número de afiliación de la empresa a la Tesorería General de la Seguridad Social.  

Este código siempre debe estar cumplimentado por la empresa, no es más que un código administrativo.

datos-cuenta-cotizacion-contrato-laboral

4. Los datos del centro de trabajo

Como el propio nombre indica, en este apartado figurarán los datos del centro de trabajo en el que se desarrollará la actividad laboral.  

datos-centro-de-trabajo-contrato-laboral

5. Los datos del trabajador

En este apartado aparecerán todos los datos relevantes del propio trabajador. Recuerda revisar que todo esté correcto antes de firmar. 

6. Declaración de las cláusulas

Una de las partes más importantes de un contrato laboral, en ella encontraremos: 

  • El tipo de servicio que va a llevar a cabo el trabajador, en esta figurará el tipo de actividad que va a desarrollar el empleado. 
  • La categoría laboral a la que pertenece y de la que dependerá la base de cotización. 
  • El centro de trabajo en el que va a desarrollar la actividad laboral el empleado, en caso de hacerlo desde casa también se deberá especificar. 
  • El horario
  • La duración del contrato en caso de tratarse de un contrato de tiempo definido. 
  • El salario, generalmente aparece en bruto y también encontraremos en este apartado la información sobre las pagas extra.
  • Las vacaciones a las que tendrá derecho el trabajador.

¡Listo! Estas son todas las partes claves que debes revisar para poder entender un contrato laboral a la perfección. ¿Qué apartado es el que más dudas te causaba? ¡Te leemos en comentarios!

Si tienes dudas con cualquier tipo de contrato laboral, ya seas trabajador o empresa, en AsiRural estaremos encantados de poder ayudarte, ¡contacta con nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Estamos aquí para ayudarte