inquilinos-que-no-pagan-como-solucionarlo

Inquilinos que no pagan: ¿cómo solucionarlo y cómo afrontar esta situación?

Tener inquilinos que no pagan es uno de los grandes miedos a los que se enfrenta cualquier persona que decida arrendar un inmueble. ¿Qué hago si no me pagan las cuotas mensuales? 

Todos los que lidiamos con servicios que pueden llegar a requerir el pago de una cuota en efectivo sabemos lo incómodo que resulta reclamar el pago cuando se pasa la fecha de cobro. 

Tener inquilinos que no nos pagan a tiempo o que acumulan varias cuotas pendientes de pago mes tras mes, es un problema al que muchos arrendatarios tienen que enfrentarse. 

¿Qué podemos hacer ante esta situación? ¿Cómo deberíamos actuar? ¿Podemos hacer algo para intentar que esto no pase? ¿Qué derechos de reclamación tenemos como arrendatarios?

¡Resolvemos todas tus dudas!

Inquilinos que no pagan: un miedo real de los propietarios

Ser propietario de una vivienda o local en alquiler supone grandes responsabilidades, pero sin duda, el mayor miedo de todo arrendador es contar con inquilinos que no cumplan con el contrato y que no paguen las cuotas correspondientes del alquiler. 

El número de inquilinos que no pagan se ha vuelto una realidad que ha aumentado en los últimos años dada la crisis económica a la que nos enfrentamos tras la pandemia comenzada en el año 2020. 

Esta es una situación compleja para cualquier persona, pero contar con la información necesaria para saber cómo actuar y qué derechos tenemos como propietarios para reclamar los pagos pendientes nos resultará de gran ayuda. 

Dialogar con el inquilino antes de ir por la vía legal

Todos sabemos que el entorno económico actual es cuanto menos complejo, por lo que, si nuestro inquilino se retrasa unos días  en el pago del alquiler podemos llegar a comprenderlo. 

Pero la cosa cambia cuando pasa el mes y este sigue sin pagarnos la cuota correspondiente, y empeora, cuando se acumula el pago de varios meses pendientes. 

Lo primero que debemos hacer como propietarios será intentar dialogar con nuestro inquilino e intentar pedir las explicaciones correspondientes para hacer que este pague cuanto antes y evitarnos entrar en un procedimiento legal. 

¿Qué hacer si los inquilinos no pagan?

Si tras hablar con nuestros inquilinos, estos continúan sin pagarnos tendremos que proceder a interponer un requerimiento previo o burofax dirigido al domicilio en el que reside nuestro inquilino con la intención de resolver el conflicto de forma amistosa. 

Si pasado un tiempo, ni así logramos solucionar el problema, no nos quedará más remedio que ir por la vía judicial. 

Procedimientos judiciales si los inquilinos no pagan

Lo primero y más recomendable será contactar con un abogado especializado en el tema que nos ayude a tramitar todo el proceso de reclamación de forma correcta. 

Según la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) el arrendador podrá exigir que el contrato se dé por finalizado y se desaloje al inquilino frente a una situación de impago o incumplimiento del contrato. 

El propietario tendrá derecho a elegir entre dos procedimientos judiciales para solucionar la situación de impago con el inquilino, estos son: 

1. El procedimiento de reclamación de rentas impagadas

En este caso el objetivo principal será el de recuperar el capital correspondiente a la deuda que el inquilino tiene con el propietario y será el abogado el que se encargará de todos los trámites necesarios para lograrlo. 

Recuerda que necesitarás tener pruebas de este impago, de ahí que sea tan importante contar con un contrato de alquiler legal y bien definido cuando alquilamos alguna de nuestras propiedades. 

2. El procedimiento de desahucio

En este caso, el objetivo principal será lograr que el inquilino abandone la vivienda alquilada y así el propietario pueda recuperar su inmueble. 

Para lograr que el inquilino desaloje el inmueble será obligatorio acudir a esta solicitud por la vía judicial ya que si es el propietario el que se dirige al inquilino exigiendo el desalojo del inmueble puede verse envuelto en un delito penal. 

Algunas medidas para hacer frente a inquilinos que no pagan

Las medidas más conocidas y que pueden ayudarnos o incluso servirnos como colchón económico ante una situación en la que nuestros inquilinos no cumplen con los pagos del alquiler son: 

  • Establecer una fianza en el momento de firma del contrato.
  • Solicitar una garantía adicional para contratos de vivienda limitada a un valor equivalente de 2 mensualidades de la cuota de alquiler. 
  • Comprobar la solvencia del inquilino antes de tomar la decisión de arrendarle alguna de nuestras propiedades. 
  • Contratar un seguro de impago, este tipo de productos también suele cubrir otros aspectos como los desperfectos de la vivienda arrendada. 

 

En AsiRural sabemos lo complejo que resulta lidiar con situaciones como esta. 

 

Si eres propietario de una vivienda y quieres alquilarla pero necesitas un respaldo que te ayude a gestionar los alquileres, no dudes en contactar con nosotros. 

¡Estaremos encantados de poder ayudarte! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Estamos aquí para ayudarte